Noticias

ABR

21

2017

Los impuestos y la Seguridad Social se llevan el 40% de nuestros salarios.


Una nueva estadística nos llega de la OCDE, y en este caso versa sobre los impuestos y contribuciones a la Seguridad Social que pesan sobre los salarios. A este respecto España no se encuentra entre los países que más gravan el trabajo, y las estadísticas dicen que para una persona sola y sin hijos, con un salario equivalente al 67 por ciento de la media del sector privado, las contribuciones se llevarán casi un 36 por ciento de su salario bruto. Esta cifra se encuentra sobre la media de los países miembros de la OCDE (32,3 por ciento), pero por debajo de los niveles de países como Bélgica, Alemania o Francia (superando todos estos, ampliamente, el 40 por ciento).

Igualmente es importante saber que para calcular la media de la OCDE se están incluyendo países como Chile, Nueva Zelanda, Israel, México o Corea.

Por tanto una persona, sin hijos y soltera, deberá pagar en impuestos y contribuciones a la Seguridad Social el 39,5 por ciento de su salario bruto. En el caso de las parejas en las que ambos trabajen (uno por un salario equivalente al cien por cien del salario medio y el otro por el 67 por ciento del salario medio) y que tengan dos hijos a su cargo, los impuestos y la Seguridad Social se llevarán un 36,4 por ciento de sus ingresos. Esto está seis puntos por encima de la media europea.

*Fuente de la información ‘Finanzas’.
Volver