Noticias

JUN

16

2017

Renta 2016: cómo fraccionar o aplazar el pago del IRPF.

La campaña de la Renta sigue su curso, y hoy en Gómez & Moreno Asesores hablamos de cómo fraccionar o aplazar el pago del IRPF en el caso de que el resultado final de nuestra declaración salga a ingresar a Hacienda (siendo bastante común si la cuantía es elevada y no se dispone de liquidez suficiente para afrontar el pago de una sola vez).

La normativa del IRPF prevé la posibilidad de fraccionar la deuda tributaria distribuyen la cuota en dos pagos:

- El primero será del 60 por ciento del importe, y se efectuará en el momento de presentar la declaración o bien por domiciliación bancaria.

- El segundo pago será del 40 por ciento restante, y se podrá realizar hasta el 6 de noviembre de 2017.

La Agencia Tributaria da estas facilidades siempre y cuando la declaración de la renta se haya presentado dentro del plazo establecido, y que no se trate de una declaración complementaria.

Si presentamos la declaración a través del sistema Renta Web la opción de pago fraccionado sale por defecto en todas las declaración que salgan a pagar. Así el contribuyente solo deberá indicar en la propia declaración que solicita el fraccionamiento del pago y domiciliarlo en una entidad bancaria.

Pero hay otra alternativa al respecto, siendo posible aplazar el abono del IRPF durante más tiempo (eso sí, siempre y cuando existan causas lo suficientemente justificadas). En estos casos no hará falta realizar ningún desembolso justo al realizar la declaración, pero el proceso es algo más complicado. Desde Hacienda nos van a exigir demostrar que nuestra situación financiera es delicada, y que existen dificultades de tesorería que justifiquen aplazar las cantidades pendientes de pago. Además será el propio contribuyente el que deberá presentar una propuesta de calendario de pagos.

Si el importe es superior a 30.000 euros y pedimos un aplazamiento será necesario presentar avales o garantías, y los medios más comunes para solicitar dicho aplazamiento son:

- Por Internet a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria - trámites destacados - aplazamiento y fraccionamiento de deudas.

- Para acceder haremos uso de la Cl@ve PIN o de nuestro certificado electrónico (o DNI-e).

- Personalmente en las oficinas de la Agencia Tributaria, en el momento de presentar la declaración.

Si lo hacemos a través del programa Renta web, al presentar la declaración marcaremos la casilla ‘No fraccionado’, y seleccionaremos la opción ‘Reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento’. A continuación firmaremos y lo enviaremos, y entonces nos aparecerá otra pantalla diciendo que la presentación se ha realizado con éxito, avisándonos de la cantidad pendiente de ingreso junto con la clave de liquidación y un botón de ‘Tramitar deuda’. Al darle a este último se abrirá otra ventana y aquí es donde debemos solicitar la opción de ‘Aplazar’, quedando solo rellenar la solicitud de aplazamiento y hacer clic en ‘Firmar y enviar’.

Aunque es posible, desde 2009, aplazar el cien por cien de las cantidades pendientes de pago, habrá diferencias entre las deudas inferiores a 18.000 euros y las que superen dicha cantidad. Además el aplazamiento no es gratis, y la Agencia Tributaria nos cobrará el interés legal de demora (que está situado en torno al tres por ciento).

*Fuente de la información ‘Cinco Días’.
Volver