Según hemos podido saber recientemente sólo el 43% de los trabajadores autónomos que cotizan por el cese de actividad acaba cobrándolo, siendo muy estrictos los requisitos que estos trabajadores deben acreditar para conseguir ese dinero.

Esta prestación se desarrolló en 2010, suponiendo el acceso de los trabajadores por cuenta propia a una ayuda económica una vez concluida su actividad. Este no es más que un derecho reconocido por su situación de desempleo en caso de que previamente hubieran cotizado por este concepto.

El principal requisito a cumplir radica en poder acreditar, correctamente, el cese de actividad ya que esta causa está detrás de más del 85% de las veces en que la Administración deniega el paro a un autónomo.

Además todos los requisitos a cumplir están suponiendo, en la práctica, un escollo insalvable para la mayoría de autónomos. Según los propios datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en 2017 se realizaron un total de 3.965 solicitudes, de las que sólo fueron aprobadas 1.710 (un 43%).

Por comunidades autónomas, Andalucía fue la que más solicitudes registró (981), seguido de la Comunidad de Madrid (673), Cataluña (394), Galicia (360) y la Comunidad Valenciana (427). De ellas, las que más denegaciones concentraron fueron Andalucía (408), Comunidad de Madrid (305) y Comunidad Valenciana (226).

*Fuente de la información ‘El Economista’.

Share This