Anticiparse a situaciones claves para el rendimiento de una empresa, tales como la pérdida de un cliente o el deterioro de los equipos, ya es posible gracias al conocido como ‘machine learning’ (aprendizaje automático), una herramienta que pone la inteligencia artificial a tu servicio y puede predecir los gustos de los clientes.

El ‘machine learning’ utiliza como base una gran cantidad de información de la que extrae patrones que se repiten para generar predicciones. Esta tecnología además se sirve de otras herramientas como el big data y la inteligencia artificial. Pero la clave del aprendizaje automático está en su alta capacidad de computación, es decir, su éxito radica en que el sistema operativo que lo tenga incorporado puede tomar decisiones en tiempo real para así extraer conclusiones de cara al futuro. Estas dos acciones, incorporadas en su empresa, te ayudará a que la gestión de la misma sea un éxito.

Lo primero que debe valorar una pyme a la hora de utilizar esta tecnología es si está completamente digitalizada, ya que el ‘machine learning’ es útil cuando maneja una base de datos muy extensa. De nada servirá esta herramienta en un negocio que maneja pocos clientes, o que los tiene pero guarda su información en carpetas de papel. Cuantos más datos se acumule la tecnología hará una mejor segmentación y las predicciones serán más precisas.

Más allá de que esta especie de ‘red neuronal digital’, como algunos expertos han llamado al aprendizaje automático, sirva para cuidar la relación entre el negocio y el cliente, el ‘machine learnig’ es muy útil para ahorrar costes en las pymes industriales.

Muchas empresas tienen instalaciones con maquinaria muy cara. Para ahorrar en reparaciones pueden utilizar una solución inteligente que establezca relaciones del tipo si una pieza se ha calentado muchas veces durante un mes la probabilidad de que se rompa en los siguientes días es muy elevada, por ejemplo.

*Fuente de la información ‘Expansión’.

Share This